Por qué un Leaseback es una buena idea cuando se es dueño de una propiedad: Los costos ocultos de la propiedad de una casa

Por qué un Leaseback es una buena idea cuando se es dueño de una propiedad: Los costos ocultos de la propiedad de una casa

Si es propietario y nunca ha pensado en vender su casa, tal vez porque no quiere vivir en el lugar que más quiere o porque se siente cómodo donde está, prepárese conociendo los costos menos obvios de ser propietario de una casa. Hay más costos a considerar cuando se es dueño de una propiedad de lo que realmente piensa, y a veces un Leaseback puede ser una buena solución para usted, teniendo en cuenta que podría evitar los costos de ser dueño de una casa.

Generalmente, la gente siempre sueña con ser dueña de su propio lugar. Pero mientras sueñan despiertos, se concentran en algunos de los costos de la propiedad, como el precio de lista, los pagos de la hipoteca y el flujo de caja que necesitan, para determinar qué tipo de propiedad pueden permitirse, o a veces si realmente pueden permitirse comprar una casa. Sin embargo. Hay algunos costos ocultos, que no son tan obvios como los pagos mensuales asociados con la propiedad de una casa que realmente pueden afectar su presupuesto.

Identificamos y analizamos, algunos de los gastos más comunes que le mostrarán, por qué un Leaseback será una buena opción si ya tiene una propiedad y tiene un presupuesto ajustado:

Costos inevitables

En primer lugar, tenemos los costos inevitables. Estos incluyen el seguro de la casa, los impuestos de la propiedad y los servicios públicos. Estos pueden ser evitados si decide vender su propiedad y realizar un lease back. Ya no tendrá que preocuparse por esos gastos. Esto se ha convertido en una de las herramientas más atractivas para los Zelltors (Profesionales de Bienes Raíces certificados en Leasebacks Residenciales a través de la Plataforma Zelltor.Com ).

Gastos de mantenimiento

De acuerdo con la regla del 1%, cada propietario debe reservar, al menos el 1% del valor de su propiedad, cada año para el mantenimiento de la casa. Entonces, digamos que su casa vale $300.000, debería apartar, $3.000 por año, o $250 por mes. Esto le ayudará a asegurarse de que tiene suficiente dinero para mantener su casa en buen estado de funcionamiento, porque, seamos realistas, ¿quién quiere realmente lidiar con un techo con goteras?

Sin embargo, si usted no es el dueño de la propiedad, porque decidió Vender y quedarse en su casa, no tendrá que lidiar con esas reparaciones inesperadas, el nuevo dueño lo hará.

Planificar los costos con anticipación

Además de los pagos de la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad y el seguro, tendrá que pensar en los servicios públicos, las cuotas de la Asociación de Propietarios de Viviendas (HOA), y otros gastos como el cable e Internet. Es muy importante tener en cuenta estos costos mensuales adicionales, porque si no lo hace, es posible que su presupuesto sea demasiado ajustado para cumplir con sus otras múltiples obligaciones financieras. Pero, si piensa en el Leaseback, puede ahorrar todo ese dinero para usted, además de que podrá cobrar su patrimonio y gastarlo como desee.

Cuando considere un Leaseback, siempre debe pensar en lo que es mejor para usted y su familia. Es muy importante, obtener una imagen completa y precisa de cuánto va a ahorrar realmente al vender y quedarse en su casa, en lugar de seguir viviendo en su propia casa y ser "pobre de la casa".

Por: Viviana Saldarriaga

Deje una respuesta

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Conozca cómo se procesan los datos de sus comentarios.